Costillas en aceite

18,40

Categoría:

Descripción

Las costillas en aceite traen ecos de cocina tradicional y sabores de antaño.  Una conserva con productos naturales, carne de cerdo y aceite,  con sabor a Soria.

El ritmo de las tareas de la matanza del cerdo acompasa, por rigurosos orden de entrada en escena, la elaboración de los  productos. Morcillas y picadillo, chorizos y salazones, adobados y fritos.  Las costillas fritas en aceite ponen el colofón  a esta fiesta.  No todas las partes del cerdo se usaban para hacer embutidos, las costillas  se conservaban en aceite  para guisos, pucheros y buenos almuerzos de segadores y pastores.

El método de conservación sencillo, eficiente y natural. Primero se adobaban con especias que ayudaban a conservar las costillas pero que también realzaban su sabor. Las costillas se partían en trozos y se freían en abundante aceite, a fuego medio, dándoles un ligero aspecto dorado. Se conservaban en ollas y orzas de barro cubiertas de aceite y se guardaban en un lugar fresco y sin mucha luz. Despensas y alacenas eran las guardianas   de la alimentación familiar de todo el año.

Nuestras costillas en aceite conservan el método de elaboración pero llevan añadido el sello de la calidad y la posibilidad de poder degustarlas en cualquier momento. Conservadas en tarros de cristal permiten guardarlas para solucionar un imprevisto en nuestro menú o utilizarlas habitualmente en nuestra cocina. Con un solo clic podemos abrir el tarro de cristal y saborear las costillas con unas patatas fritas, en un guiso con patatas, acompañando unas legumbres o sorprender a amigos y familiares con un delicioso arroz.

Las costillas en aceite son un producto jugoso, sabroso y cómodo de degustar. Un capricho para niños y mayores.

2,300 Kg. (aprox.)